Mi primer acercamiento con el FBA

Por Gaby González

De futbol americano y otras locuras

Mi primer acercamiento al futbol americano, no fue ni por mucho satisfactorio, mi primo jugaba en Pumitas A.C. y me llevaron a verlo en un juego, atrás del deportivo Xochimilco, él tendría 9 años, y yo 7, y sinceramente no entendía nada del deporte de las tackleadas. Fueron las peores 6 horas de ese sábado en especial, pues la manager se equivocó de hora del juego, y citó a la categoría a las 8 de la mañana, y le tocaba jugar hasta las 12, más el tiempo de juego (45 minutos se me hicieron eteeeeernos), y yo, ¡sin entender nada!

La siguiente vez que fui a un partido de futbol americano, fue el 1 de diciembre de 1990, el clásico Poli-Pumas en el estadio de la Ciudad de los Deportes, el partido lo ganaron los Pumas por un marcador cerrado de 27 a 23, y el ambiente, el estadio, los goyas y los huelums, la intensidad del juego, y el que yo ya había aprendido un poquito de americano, hicieron que decidiera empezar a seguir yendo al estadio.

El camino del periodismo y la comunicación (prácticamente sinónimo en los inicios de los años noventas del siglo pasado), me acercaron al mundo de la redacción en una revista especializada en futbol americano, mi madre era la administradora de Deporte Gráfico, y el verano me sirvió para ganar unos pesos por la corrección de estilo, aprender más de futbol americano, y soñar con ser reportera de deportes.

En la temporada 91 de Liga Mayor, tuve mi primera oportunidad como columnista, empecé a escribir “Novatos en la tribuna” columna dirigida a gente que, como yo, no entendía del todo el futbol americano, hablaba de reglas, estadios, historia, castigos, árbitros, equipos, equipamiento de los jugadores, era una charla entre un personaje imaginario y yo; yo preguntaba, el “sabelotodo” de futbol americano me respondía, hacer esa columna me llevó a enamorarme cada vez más del futbol americano, entenderlo, comprenderlo y vivirlo.

Fueron 12 columnas de “Novatos en la tribuna” las que abrieron el panorama a lo que sería mi profesión, mi forma de vida y mi pasión.

En la temporada 92, empecé a trabajar como reportera, otro camino que me llevó por rumbos que yo nunca creí, trabajé para radio, prensa y televisión (incluso simultáneamente) narré, comenté, di noticias, pero siempre de deportes, mis fuente asignada era los Aztecas de la UDLA y nuevamente la vida me abrió otro camino, me llevó a vivir a Puebla, específicamente a Cholula, donde conocí a mis amigos de vida, a través de hacer lo que más me gustaba, ver, vivir, sentir y organizar partidos de futbol americano. Llegué a ser, sin tener hijos aun, manager de categorías infantiles, sólo por el gusto de vivir la adrenalina de llevar de viaje a 80 chiquillos (5 categorías en promedio) para enfrentar a un equipo en otra ciudad, la adrenalina de llevar 80 no tan chiquillos en un viaje tan lejos como a Monterrey o Torreón en Liga Mayor, trabajando como coordinadora de logística y jefe de prensa en la UDLA desde 1998 hasta el 2008, dejando como mi principal éxito los grandes seres humanos que conocí y a quienes puedo llamar mis amigos en esta familia inmensa que es el futbol americano.

Actualmente no me dedico más que a ver el futbol americano, nunca desaprovecho la oportunidad de asistir a un estadio, sin importar quien juegue, no me gusta la división que existe en nuestro país respecto a las categorías de liga mayor, sin embargo, las respeto y entiendo sus posturas, pero de eso, ya hablaremos en otro momento, por lo pronto esta soy yo, Gaby González, quien cada 15 días tratará de platicar con ustedes sobre futbol americano, y por qué no… de otras locuras.

The following two tabs change content below.
Gabriela Gonzalez

Gabriela Gonzalez

Gabriela Gonzalez

Latest posts by Gabriela Gonzalez (see all)

Publicado en Blog.

Deja un comentario